¿Y si hablamos de amor en las organizaciones?

Una de las grandes “mentiras” que nos hemos creído en el ámbito organizacional es esa idea de que la vida personal hay que dejarla por fuera del trabajo y que los problemas no deben ser llevados a la esfera laboral, sino dejarlos totalmente al margen de ella.

Esta idea ha traído daños y consecuencias enormes a lo largo del tiempo y una de ellas es que las personas deben ponerse máscaras y, de cierta manera, perder su autenticidad para poder encajar en ese sistema. Otro de los años de esta idea que se ha instaurado en nuestro contexto es que en muchas empresas hay un temor generalizado por hablar de amor, felicidad y familia, todos estos conceptos inherentes al ser humano. Desde las empresas debemos trabajar por reconocer esas realidades en la vida de nuestra gente, lo que las personas viven dentro sus casas es importante para ellos y debe serlo para nosotros como líderes porque todo eso hace parte de la integralidad del ser humano. Es importante que desde las empresas hagamos consciencia de que estas están conformadas por personas que tienen una vida familiar, espiritual, intelectual, laboral y emocional y que es imposible pretender separar esas partes.

Tal Ben Shahar, experto en psicología positiva y creador de la cátedra de felicidad de Harvard, acuñó un modelo con 5 elementos para esto que describe que la felicidad es un todo compuesto por la integralidad del ser humano y que dichos elementos deben estar en armonía. Es así como el modelo SPIRE define que el ser humano es feliz cuando tiene un equilibrio entre lo espiritual, físico, intelectual, relacional y emocional.

Esto lo entendimos en Contento BPS después de haber estudiado diferentes corrientes y teorías de la felicidad, pero sobre todo después de haber escuchado a nuestros integrantes. Y empezamos a romper esos paradigmas y miedos, trayendo a nuestra organización un concepto tan grande y transformador como el AMOR. Estamos convencidos de que el amor es una fuerza movilizadora de la humanidad, nos impulsa a hacer lo extraordinario, a actuar con benevolencia, a buscar el bienestar del otro y a dar lo mejor de nosotros.

Cuando miramos al otro con amor, no miramos las diferencias que tenemos, sino que nos observamos como una misma unidad, es por eso, que considero que es muy importante abrirle las puertas al amor para evolucionar nuestra especie y pensamiento y sobre todo, empezar a hacerlo y a llevar esta idea al interior de las organizaciones. Así mismo, el amor al fin y al cabo es nuestra esencia, de donde parte la vida misma, debemos aprender a conocerlo, sentirlo, observarlo de forma completa y no de una forma romántica o emocional sino descubrir que el amor es una energía muy fuerte que transforma en todos los aspectos.

En el año 2020 en Contento quisimos darle protagonismo a este valor, esta fuerza, que es al mismo tiempo una de las máximas virtudes teologales. Esta vez, nuestra planeación anual de felicidad y cultura tuvo como nombre “Somos amor”, no era un reto fácil porque la palabra es tan inmensa como su significado, así que decidimos trabajarla desde 4 enfoques a lo largo del año:

  • Primero: el amor propio. Aquí nos dedicamos a trabajar la autoestima y a que las personas se amen más reconociendo sus virtudes, pero también sus caminos.
  • Segundo: el amor por lo que hacemos. Esto es, encontrar, un sentido y un propósito en lo que hacemos que nos ayude a amarlo y a hacerlo con pasión.
  • Tercero: el amor por lo que somos, la empresa, grupo de trabajo y compañeros.
  • Cuarto: el amor que damos al mundo. Es importante cultivar el amor propio, pero también lo es el amor que damos a los otros a través de nuestros actos, palabras y el bien que somos capaces de hacer. Aquí entran los valores de la compasión, la empatía y la ayuda a los otros.

La invitación es a que desde los líderes nos atrevamos más a traer estos conceptos al interior de las empresas, a veces se hace necesario deconstruir muchas ideas que están instauradas en nuestros contextos y creemos nuevas realidades. Los resultados cuando se abordan estas ideas son muy positivos para la organización, pero lo más importante es entender que el amor es lo que más mueve a los seres humanos.

Please follow and like us: