Consciencia: la revolución del liderazgo

El ser humano es una construcción permanente de todas las cosas que pasan en su vida. No solo permanente, sino interminable. Los problemas y las adversidades mismas nos forman, forjan nuestro carácter y definen de alguna manera lo que somos, cómo actuamos y de qué manera nos comportamos.

De hecho, gran parte de nuestros comportamientos hoy durante la adultez tienen su raíz en situaciones, episodios y momentos que vivimos durante nuestra infancia, de los cuales en muchas ocasiones no somos plenamente conscientes. Es común escuchar, incluso dentro de las mismas empresas expresiones como “esta persona es muy dura” o “es excesivamente controladora”. Uno de los primeros aspectos que debemos tener en cuenta es que, en su mayoría, el origen de los comportamientos que originan estas expresiones se haya en las heridas que esta persona tiene desde su infancia y que únicamente se pueden sanar haciendo consciencia de ellas y trabajándolas.

Por eso decidí titular este artículo consciencia: la revolución del liderazgo. Y permítanme aclararles un poco más esta idea. Hoy en día la gran diferencia en los equipos de trabajo la marcan los líderes, sin importar si estamos hablando de desempeño, productividad, comunicación, relacionamiento o sentido de pertenencia en los miembros de un equipo. El líder es una pieza clave que puede impulsar y potencializar a su equipo tanto en cuanto esté dispuesto y sea capaz de descubrir e impulsar sus talentos.

Un líder consciente y que está en la capacidad de ver y reconocer las heridas que tiene por sanar, de identificar cuáles con sus miedos cuando se enfrenta a sus labores, de ir a su origen y entender ciertos comportamientos, sin duda será capaz de encontrar su mejor versión y podrá llevar a su equipo también a serla, identificando el potencial que pueden alcanzar.

En este artículo anterior cuento acerca de mi propio proceso de sanación y transformación personal para sacar la mejor versión de mí y entregarla a mi equipo

El libro guía Capitalismo Consciente, escrito por John Mackey y Raj Sisodia, establece 4 pilares fundamentales en las organizaciones para ejercer un capitalismo consciente. Uno de estos 4 pilares y quizá el más importante se trata del “liderazgo consciente”, y es que como lo plantean los autores en este texto mejores líderes hacen también del mundo un lugar mejor.

“El liderazgo consciente es quizás el elemento más importante del Capitalismo Consciente. Sin un liderazgo consciente, poco más importa. La mejor y más consciente organización puede ser llevada por mal camino e incluso destruida si contrata o promueve el tipo equivocado de líderes”.

Un liderazgo consciente debe estar marcado y determinado por líderes que sean capaces de inspirar a sus equipos, de mostrarse humanos, de saberse vulnerables, de reconocer sus faltas y trabajar en ellas, de empoderar a su equipo y llevarlos a descubrir sus talentos y propósito, de trabajar por un bien común no movido por el deseo de poder y dinero, sino por un propósito.

Al final, quiero dejarte esta reflexión: liderar es una cuestión de cambio y transformación.

Si eres un líder, ¿qué tanto estás potencializando los talentos de tu equipo?

Si no lo eres, ¿qué cambio y transformación está propiciando tu líder en ti?

Please follow and like us: