anggy corchuelo

¿Cómo realizar una excelente planeación de felicidad y cultura en tu organización? Acá te dejo un paso a paso

En todos nuestros artículos hemos hablado mucho sobre lo que hemos hecho desde Contento BPS y la historia de nuestra compañía porque queremos mostrarte que, si nosotros como call center lo hemos logrado, tu compañía también puede alcanzar unos excelentes indicadores trabajando en felicidad y bienestar.

anggy corchueloEs por eso que en este artículo, aprovechando que estamos finalizando el año y que estamos próximos a iniciar uno nuevo, quiero guiarte y orientarte en el paso a paso que hemos realizado desde Contento cuando se trata de realizar la planeación anual de felicidad y cultura para los integrantes de nuestra compañía.

Esta es una guía que hemos usado nosotros y nos ha funcionado muy bien a lo largo de los últimos 5 años, sin embargo, somos conscientes de que cada organización es un mundo y presenta sus particularidades, por lo cual puedes adaptar este paso a paso a las necesidades específicas de tu empresa.

Sin más preámbulos, empecemos:

  1. Lo primero siempre será preparar todos los datos que tenemos con antelación. ¿A qué me refiero? A recopilar la información que resulta de las encuestas de riesgo psicosocial, de clima organizacional, de retiro de la compañía, las quejas de la línea ética y, como en nuestro caso, si tienen encuesta de felicidad y cultura también es importante que puedan tener los resultados con antelación; todo esto preferiblemente que haya sido analizado previamente a la jornada de planeación.
  2. El segundo punto importante a tener en cuenta es definir un comité de planeación de felicidad y cultura que esté conformado por un equipo interdisciplinario, que sea capaz de aportar desde diferentes miradas y enfoques, y sobre todo desde diferentes roles al interior de la organización. En nuestro caso en Contento, contamos con el acompañamiento de todo el equipo de felicidad y cultura conformado por dos psicólogas especializadas en Gestalt y un ingeniero administrativo con posgrado en humanidades.

También contamos en este comité con un profesional experto en temas de eneagrama y del ser, la gerente de gestión humana, el encargado de selección de personal, la persona encargada del área de mercadeo, un representante del área de seguridad y salud en el trabajo y así mismo, si la empresa cuenta con un fondo de empleados, es vital que ellos también estén involucrados y sean unos aliados en este proceso de planeación; finalmente pero no menos importante, es fundamental que a este comité lo integre una persona representante de la operación que sea capaz de reflejar las necesidades en las que se debe trabajar durante el año.

  1. Definir el tiempo de la planeación es el siguiente factor a considerar y que ese tiempo sea “sagrado” para este ejercicio. Es muy importante que todas las personas del comité le otorguen el carácter de importancia a este proceso y que por consiguiente estén totalmente enfocados en el mismo. En nuestro caso, nos tomamos dos días completos realizando la planeación de todo el año.

anggy corchuelo blogUna vez estén listos estos tres puntos, ahora sí, vamos al paso a paso de la actividad:

  1. Se debe destinar un tiempo adecuado para explorar y discutir toda la información recopilada en las encuestas y demás herramientas. A partir de allí y después de un análisis de las mismas, se debe definir cuáles son las debilidades y aspectos a mejorar. En el caso de Contento, la información recopilada por las psicólogas durante el año es muy valiosa en este análisis, pues son ellas quienes están en contacto permanente con la base operativa; esto nos permite abordar lo macro y detectar los temas en los que hace falta trabajar y las necesidades manifestadas por la gente. De manera muy cuidadosa, se debe poner especial atención sobre esas necesidades surgidas a partir de la crisis generada por la pandemia del COVID-19 y en la que la forma de relacionarse entre compañeros y con el líder cambió sustancialmente.
  2. De acuerdo con este análisis se deberá definir el objetivo que se quiere lograr en el año. El objetivo debe pensarse como un objetivo SMART (Specific, Measurable, Achievable, Relevant, Time-based), dejando en claro todas estas variables de un objetivo que es cuidadosamente planeado, claro y que se puede medir. Aquí en este punto, una vez definido el objetivo, se debe delimitar el alcance que tendrá la estrategia del año.
  3. Definimos el tema macro a partir del cual vamos a desarrollar la estrategia de cultura y felicidad de todo el año. El tema debe lograr recoger todo lo que se quiere trabajar y además el nombre debe ser lo suficientemente atractivo para que genere adherencia por parte de todas las personas. Nosotros de manera particular, tratamos de generar siempre cosas muy disruptivas y para ello partimos del nombre que le asignamos al año, por lo que hemos tenido algunos como: Somos amor, Expedición a la esencia, Un viaje de felicidad.
  4. Designamos un nombre para cada mes (bimestre, trimestre o cuatrimestre, de acuerdo a cómo lo defina la organización) y en cada mes se planean las actividades y planes con los cuales se dará cumplimiento al objetivo de ese periodo específico. Para estas se establece la programación de manera mensual y se deben considerar en este punto las fechas especiales de la organización, las cuales deberán estar vinculadas al eje central del año.
  5. Una vez se planean las actividades, se define un presupuesto para cada una de ellas y de manera muy importante se deberá realizar un seguimiento al cumplimiento del cronograma verificando que se esté cumpliendo y así mismo evaluando los resultados de dichas actividades.

Espero que este paso a paso sea útil para ti y tu equipo de trabajo en su planeación anual y si tienes algún comentario adicional lo puedes dejar en la sección de comentarios. Estaré feliz de leerte.


anggy corchuelo

Hablemos de propósito en la organización: ¿ya conoces el porqué de la tuya?

Son muchos los autores que se han dedicado en los últimos años a hablar acerca de propósito. Encontramos diversos textos, autores, charlas y libros que se dedican a desarrollar ideas en torno a este tema que se ha vuelto cada vez más común en los últimos años.

Hablemos de propósito en la organización: ¿ya conoces el porqué de la tuya?Lo cierto es que ya desde el año 1946, autores como Viktor Frankl estaban hablando del sentido de vida y el autor austríaco en su libro “El hombre en busca de sentido” se dedicó a desarrollar una obra maestra que aborda un tema tan profundo como el “propósito de vida”. Ese ¿para qué?, esa razón que da sentido a la existencia es una idea que hoy por hoy, y cada vez más, se ha trasladado al mundo de las organizaciones y que debe verse reflejada en las tareas que realizan los integrantes de las empresas.

En Contento BPS somos unos fieles convencidos de que cualquier tarea que se realice al interior de una organización debe llevar consigo algo mucho más profundo que la tarea en sí misma: ¿qué impacto tiene esto que hago? ¿a qué otras personas les está cambiando la vida de X o Y manera o mi propia existencia? ¿cómo puedo mejorar las condiciones de alguien a partir de lo que hago? Todas estas son preguntas que desde la dirección de las organizaciones debemos plantearnos, sobre todo si tenemos en cuenta que el ser humano pasa una gran parte de su vida trabajando.

Consideremos, pues, la idea de que si el hombre está gran parte de su vida en el trabajo este debiera tener un porqué. Este porqué debe ser algo que inspire a la gente en nuestras organizaciones, que los motive a levantarse cada día, que los ayude a conectarse de una manera diferente con el servicio que prestan y en cómo está su compañía transformando al mundo.

De ahí que es tan importante que las compañías se propongan establecer un propósito superior que conecte a sus integrantes con algo mucho más grande. Este factor es súper positivo porque además de darle un sentido a las tareas de cada uno en la compañía, genera un profundo sentido de adherencia a la organización al sentir la persona que la empresa hace algo que va mucho más allá de vender un producto o un servicio.

Ya lo habría mencionado el autor y conferencista americano Simon Sinek en su conferencia de TED el círculo de oro, en la que, en últimas, menciona que lo que hace extraordinarias a algunas compañías y que resalten por encima de las demás es que tengan claro su por qué; no el qué ni el cómo, que todas las organizaciones conocen de memoria, sino ese porqué que las mueve a hacer lo que hacen y allí llevan no solo a sus empleados, sino a sus consumidores. Entendemos, entonces, que el propósito superior alinea tanto a los integrantes que hacen parte de una compañía como a sus mismos clientes que se adhieren a esa misma causa.

Hablemos de propósito en la organización: ¿ya conoces el porqué de la tuya?Uno de los autores que más admiro y con quien he tenido un proceso de formación durante casi dos años es Tal Ben-Shahar, profesor de Psicología Positiva de la Universidad de Harvard. El autor habla mucho acerca de la diferencia que existe entre trabajo, carrera y vocación. Estos conceptos, que para muchos podrían ser lo mismo o parecidos, presentan una gran diferencia según el profesor de Harvard que radica en la perspectiva. El trabajo hace referencia a ese medio de supervivencia que nos provee de lo básico y necesario para vivir. La carrera, por su parte, se refiere a ese deseo de crecer y ascender laboral y profesionalmente como si se tratara de una carrera de competencia, mientras que la vocación, en cambio, es ver al trabajo como una manera de servir y de transformar la vida de otros y la propia, con una motivación que nos impulsa a levantarnos cada día con ese porqué claro.

Esto cambia totalmente la percepción que tenemos frente al trabajo. En la medida en la que cada uno logra encontrar en su trabajo ese sentido a lo que hace y la forma en la que impacta al otro, entonces está viviendo más en vocación que en una carrera o un trabajo.

Ahora, quiero preguntarte: ¿qué es tu trabajo para ti? ¿carrera, vocación o trabajo?